¡FELIZ 2017!

yin4xubaqnk-morgan-sessions

Imagen: Unsplash.com / Morgan sessions

“En la vida hay que perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quienes se atreven“. Charles Chaplin

Estamos en la recta final de un año que, para muchos, habrá sido muy positivo, productivo y lleno de ilusiones que se habrán materializado. Sin embargo, en la otra cara de la luz, siguen habitando las sombras que todavía no se disiparon del todo, que parecen no querer abandonar un camino abrupto, espinoso, demasiado largo…

Estés donde estés, no pierdas el enfoque del lugar hacia el que te diriges. Y si no sabes hacia dónde ir, perfecto. Descansa. Haz un alto en el camino y trata de disfrutar de las cosas que te rodean bajo otra luz: la esperanza.

Quizá no desees estar donde estás pero, ¿has tratado de crear algo distinto aquí, donde estás ahora? Es posible que ese lugar esté lleno de posibilidades que te niegas a descubrir.

Respira… Respira. ¿Puedes hacerlo? ¡Felicidades! Entonces estás vivo y, mientras existas, puedes hacer algo más que quedarte de brazos cruzados esperando a que algo importante ocurra… ¿acaso algo más IMPORTANTE que tú? ¿Lo crees posible?

Tú eres único, una obra original, una voz auténtica que no necesita ser comparada con nadie ni mejorarse. Tú ya eres todo. Eres el camino, eres la luz y la sombra. Eres todo lo que sueñas y todo lo que amas. Estás completo.

Si todavía no lo hiciste, AGRADECE, deja de maldecir y quejarte por lo que no tienes, por lo que perdiste, por lo que has pasado. Alguien dijo una vez que “Aquello que perdemos regresa, pero transformado”. Suelta amorosamente el 2016, despídete sin juicios ni rencor, el dolor es parte de la vida y la vida SIGUE. Seguro que en medio de ese caos que atravesaste hubo muchos momentos luminosos y gente que, de TODO corazón, deseó ayudarte, ¿pudiste ver eso? ¿Sacaste lo positivo? Porque la oportunidad SIEMPRE estuvo ahí.

Si crees que el 2017 estará exento de dolor y/o dificultades, lamento decepcionarte… Ojalá hayas aprendido las lecciones de este valioso 2016 que estamos a punto de despedir, así podrás enfrentar con más fuerza y sabiduría lo que el nuevo año tenga para ti.  La decisión es tuya, ¡y una buena actitud siempre será tu mejor arma! Empieza cambiando la palabra “problemas” por “retos“. Mucho mejor, ¿verdad?

Nada nos pertenece en este mundo, ni siquiera lo que crees que conseguiste con tanto esfuerzo. TE FUE DADO, como la vida misma. Si aceptas esta Verdad, créeme, vivirás aprovechándolo todo y creyéndote realmente alguien muy amado y bendecido. Vivirás, dejarás de funcionar y creerte alguien que merece algo mejor… Posiblemente lo merezcas, pero ¿cuánto agradeces por lo que ya se te dio?

Que tu amor te encuentre… No te escondas de él porque ya vive en ti. No trates de matarlo porque es imposible. No pierdas esa luz, ese rumbo interior… Y si lo haces, que sea para arriesgarte a vivir alguna aventura en un bosque encantado, una selva misteriosa, un desierto, una playa, oasis, o en los brazos y los besos de quien todavía miras de lejos, por miedo… ¡Da ese paso! ¡Arriésgate! TODO ESTÁ A TU ALCANCE. ¡Debes creerlo para crearlo! Solo pierdes cuando renuncias por miedo a perder.

Y hablando de encontrarse, espero verte, que sigas ahí, siempre. Ya sea entre las letras o las miradas que compartimos, a través de la voz, del tiempo, de las nubes, del amor…

Espero verte tal como eres. Con esa luz que es tu vida, lo único que tienes entre manos, el resplandor que el mundo necesita que muestres. LA VIDA, lo único que viniste a compartir porque no es tuya. Fue un regalo.

¡FELIZ 2017!

© Nuria Caparrós Mallart