MORIR

Ocaso2

Muere la tarde, pierdo tus pasos.

Lágrimas en vino, música lejana…

Mis dedos te dibujan sobre la ventana

en un vago intento de robarte el alma.

Pero no hay colores, ni risas, ni aromas…

Yo deseo verte vistiendo mi cama,

pintando mis noches, besando mis ganas.

Te has ido en silencio y mi grito es más fuerte.

Robaste mi aire, cambiaste mi suerte.

Sangra mi dolor su herida de muerte.

Mis labios se secan, las manos se agrietan

buscando tus huellas sobre nuestra arena.

La arena de un tiempo que ya no regresa.

Escucho el silbido de tu recuerdo,

espero el abrazo de tu brisa fresca.

Se ciegan mis ojos de tanto llorarte

y tiembla mi boca al querer pronunciarte.

Tu nombre está escrito con la sal del mar,

el mar de tu piel, y de mis anhelos.

Te llevan las olas a olvidar mi historia

donde un yo sin ti se ha roto en las rocas.

 

© Nuria Caparrós Mallart

Registrado en Safe Creative