Cuando ya no estás

jordan-bauer-2

Imagen: Jordan Bauer (Unsplash)

Cae la tarde y el cielo ha querido pintar mis ojos de nostalgia. Perdí el rumbo buscando entre unas cajas aquellas fotos vacías de memoria, y encontré unas alas, están rotas. Quizá el colibrí que a veces golpea mi ventana se haya atrevido a mirar, quizá sepa qué hacer con ellas. Solo sé que en aquella imagen de sonrisa congelada, he tratado de buscarte, de recordar, de imaginar lo que tuvimos sin besarnos, ni una vez.

¿Cómo fue que pudimos tocarnos con solo mirar o en aquella melodía de la voz? ¿Cómo fue que nos volvimos cómplices de una vida tan huérfana, tan lejos el uno del otro?

Seremos todo lo que decimos a través de este silencio que alimenta las ganas de tenernos sin hacer ruido, en un lugar sin espacios ni tiempo… Allá, en ese mundo inventado por los dos, donde mueren los disimulos, los “me duele”, los “te extraño” y besamos tantos “te quiero” en la pared.

La sombra del baile de los árboles se dibuja en la persiana, es una bandera a media asta. Atravieso mi dolor sin respirar, como los sueños que mueren en mis ojos cuando ya no estás… Ya no estás.

Esta noche vendrá a cubrirme de lluvia, yo apagaré las estrellas. No quiero regalar la mirada mojada a esa luna que se esconde de ti, no pisaré la arena que te amó, donde alguna vez lloré tu nombre. Escaparé del viento, no quiero que regrese la frescura que sentí, que me robaste.

En esta habitación, la esperanza duerme agarrada a una almohada tejida de historias sin risas ni final. Es un pequeño rincón donde el alma es el refugio falso, la prisión.

No sé si podré pensarte de nuevo, hay cartas sin tinta volando hacia la nada, olvidamos escribir al corazón, lo dejamos en blanco, y casi lo matamos. Y ahora, ¿qué? Ahora me toca imaginarte a través de una ventana que amenaza con romperse sobre mí, para dejarme ciega de paisaje y muerta de frío… Dejando entrar esa brisa que me duele, esa caricia tuya que solo existe en el invierno.

Esta entrada del diario pertenece al #Desafío30 días de escritura“, #Día4 de Maitena Caimán.

© Nur C. Mallart

Anuncios

8 comentarios en “Cuando ya no estás

  1. Emi dijo:

    Mi querida Nuría: que hermoso y bonito escribes. Hacia tiempo que no te sentía y como si el tiempo no nos hubiera abrigado los inviernos pasados…. vuelvo a sentirte, una vez mas cercana; también una vez más, has bordado flores en mi alma, llenado de luz algunos rincones oscuros, puesto música entre mis silencios y alborotado, ordenadamente, mis infinitas emociones. Gracias y mas gracias desde el espejo donde me veo y te veo en la distancia que nos separa. Hasta siempre

    Le gusta a 1 persona

    • letrasyvidas dijo:

      Querida Emi, muchas gracias por la poesía de tus palabras, siempre son un REGALO. Prometo escribir más y espero recibir también tus letras, tienes un DON y el mundo necesita que lo compartas. Recuerda que este espacio lo tejemos entre todas las voces que necesiten ser escuchadas. Un fuerte abrazo.

      Me gusta

  2. Carmen Llorens Fabregat dijo:

    Nuria qué belleza, la emoción y los sentimientos como siempre en tu escritura a flor de piel y tocando el corazón de los lectores. Me parece que ese “colibri” eres solo tú.

    Abrazo cariñoso y no dejes de escribir….

    Le gusta a 1 persona

  3. Carmen Llorens Fabregat dijo:

    Apreciada Nuria: ¡El colibrí anda suelto!, hermoso tu relato lleno de emociones, me encanta ya nada te va a detener y la palabra siempre por delante dejando su huella…Felicidades y gracias por compartir tanto de tí. Abrazo grande

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s