LA VIDA NO ESPERA

fe33ebc27259ef0419f868d236806c56

En el bolsillo de un viejo abrigo ella encuentra aquel trozo de papel que durante tanto tiempo guardó el teléfono, ya borroso, casi agónico, de alguien que una vez pasó por su vida como un fugaz instante de posible felicidad. Apenas recuerda aquella tarde, solamente el primer boceto de un dibujo flotando vago en su cabeza, una mesa para dos con una silla vacía, y al fondo, en un rincón de aquel café que la resguardó del frío de su alma, unos ojos negros y una seductora sonrisa  arrebatadoramente eterna. Las marcas del tiempo en la piel hunden sus horas, y trata de esconder entre el humo del café las ganas de querer, y moja su deseo en cada sorbo hasta quemarlo por completo. Entonces se desliza sobre su mesa un papel, y la rozan unos dedos… porque la vida no espera.

Pasan los días, los años y el fin de los tiempos. Sentada ahora en su sofá, cubriéndose de aquel invierno que nunca se fue, con un abrigo y un trozo de papel arrugado de tristeza donde escribir, si queda un hueco, un número largo de invitados imaginarios a la última cena.

 

©Nuria Caparrós Mallart

Registrado en Safe Creative

Anuncios

2 thoughts on “LA VIDA NO ESPERA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s