BUSCANDO UNA SEÑAL

Espera

 

“Para mi padre, es cierto que ya no regresó pero más aún que no se irá para siempre”

A menudo trato de buscar una respuesta a mis dudas y planteamientos a través de mis amigos y seres queridos por aquello de creer firmemente que todas las personas que te cruzas en la vida están destinadas a ser tus maestros y a mostrarte la lección por aprender. Hoy fue diferente, mientras mi padre se debate entre la vida y la muerte en las paredes de un hospital a más de 10.000 quilómetros de distancia, mis amistades se convirtieron en caricias y abrazos a través de guiños y palabras de cariño en mi celular y en mi correo personal. Estoy infinitamente agradecida por ello, me siento muy afortunada de contar con semejante energía amorosa en mi vida, pero definitivamente no fue la señal que buscaba. Me temo que debo encontrarla dentro de mí y eso hoy está por demás complicado. Uuuf, que ardua labor cuando la tristeza se vierte tan fácil y rápidamente en mi alma. Cómo atinar en la búsqueda incansable de esa señal con la ofuscación que traigo. Eso sí, a pesar de la oscuridad y la profundidad de mi pozo escucho un hilito de voz… parece que hay vida. Esa voz me suena familiar pero seguro no entiende de señales y no las ve, no sabe o no quiere ver.

La tarde se tiñe de lluvia, tras muchos días de intenso calor primaveral no estaría mal algo de frescura. Sobre todo para mi estado de ánimo y para mi atolondrada cabeza. Abro la ventana de mi habitación, necesito aire… El cielo está amenazante, demasiado gris y en cualquier momento soltará su furia porque los árboles están agitados, como yo.

“Papá sé fuerte. A pesar de estar con tus ojos cerrados sé que sientes y que quieres vivir. Eso es bueno ¿vale? sigue así por favor”.

Se escucha un trueno, es esa voz interior o la inminente lluvia, ninguna de las dos quiere callar. Sí, yo también quiero gritar pero mi padre necesita calma y silencio… el silencio que lo abraza todo y que es capaz de llegar a los lugares más recónditos y soltar las emociones más bellas e intensas. Esas necesita él para vivir, para seguir soñando.

Sigo en ello, buscando una señal… quizá en el cielo. Pero está demasiado negro hoy, no sé si servirá, aunque por otro lado llueve y esa sonata húmeda y vibrante me reconforta. Cada gota que estalla contra el suelo se esparce formando un círculo cada vez más grande con las demás. La esperanza parece ser igual, gotita a gotita acaba creando un mar inmenso.

Me voy sintiendo mejor y empiezo a escuchar esa voz con más claridad. Tanto ruido mental no dejaba que la escuchara. Sí, ya sé que estás ahí pero déjame respirar un poco de esta lluvia. De repente la voz se apaga, nace el silencio otra vez.

“Papá has pasado tres meses increíbles con nosotros en México. Seguro lo estás soñando y te sientes tan bien que todavía no despiertas… no tengas prisa, sigue soñando pero acuérdate que tienes que volver para contarlo eh?.”

Y la voz aparece de nuevo… “¡mami!” es mi hijo Eric, que entró en mi habitación de repente “¿vienes a jugar?”.

Claro eso es, ahí está la señal, la vida es un juego, ni se gana ni se pierde, venimos a participar en ella, a compartir, a disfrutar con los que más quieres.

“Cariño mío, ¿a qué quieres jugar?”. Me voy con mi pequeño.

“Papá acuérdate de cuando jugabas conmigo… puedes hacerlo, tienes que seguir jugando que ahora somos más y será más divertido.”

Busca tu señal papá, y regresa.

                                                                                 ©Nuria Caparrós Mallart

Registrado en Safe Creative

Anuncios

10 comentarios en “BUSCANDO UNA SEÑAL

  1. Estel Blau dijo:

    Qué et puc dir en aquests moments, carinyet meu?
    El teu escrit m’ha emocionat doblement. En primer lloc, per la situació del teu pare. Desitjo de tot cor que tot vagi molt bé i que es recuperi molt aviat.
    En segon lloc, pel teu escrit: tan simple i tan directe, però a l’hora tan fresc i tan ple de tranquilitat.
    Tens raó, la vida és un joc i estem aqui per jugar, per disfrutar i per compartir.
    I estic segura que el teu pare agafarà les forces necessaries per tornar a jugar la seva vida i compartir-la amb vosaltres/nosaltres.
    Molts ànims germaneta i una forta, fortísima abraçada plena de calor i carinyo.
    T’estimo molt.

  2. Mayca dijo:

    Hola Núria!, Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo. Son momentos muy difíciles, seguro y más en la distancia, pero también llenos de esperanza…La vida es un puro contraste, momentos de angustia y palabras bellas como las tuyas que la calman o le ofrecen una salida… Nos quita pero también nos ofrece regalos hermosos, como los tres meses que pasó tu padre con vosotros.
    Un beso grande
    Mayca

  3. El capitán de mi alma dijo:

    Nuria, por muchas palabras que haya, creo que aún no se han creado las adecuadas para decirte en estos momentos. O quizá si, pero no las hemos encontrado. Hablas de señales, qué inmensa habilidad hay que tener para percibir tantísimos detalles y a eso sumarle la habilidad de encontrarle un sentido a éstas. Me gustaría recordarte lo mejor de ti, tu ancla, tu horizonte y tu nacimiento. Entre Creer y Crear, sólo existe una letra de diferencia. Con el tiempo, tengo la certeza de que sabrás Crear una historia que para ti tenga sentido. Y si lo necesitas, aquí estoy para construirla contigo. Y después de una, otra, y así en este empeño de encontrar sentido. Nunca dejará de existir ese amor que un día pasó a ser tan intenso como para ser inagotable. Sé que estás triste y lo único que podemos hacer para eso es acompañarlo de mucho amor y de recrear más historias donde expreses todo lo maravilloso que nace de ti. Estoy contigo en ese intento de encontrar la calma.

    Estoy aquí, como sea y cuando quieras, estoy contigo meciendo un dolor y encontrando señales.

    Un abrazo inmenso

    • nuriacmallart dijo:

      Mi querida María, sé que eres un ángel que Dios puso en mi camino justo en este instante de la vida. No importa cuan lejos estés, te siento tan cerquita de mí que parece que hasta escucho tu voz cada vez que te leo. Seguiré CREYENDO para seguir CREANDO… tengo mucho amor dentro y él se llevó todavía más, así que es fantástico, cuando nos reencontremos saltarán chispas en el cielo, será una fiesta. GRACIAS María, GRACIAS papá.

  4. Bru dijo:

    Nuri. Que intenso, fuerte y conmovedor sentir. Hermosas palabras para tu padre.

    Dios te bendiga siempre y te haga mas fuerte de lo que ya eres.

    Te acompaño en tu dolor, querida amiga.

  5. Marisa dijo:

    Nuria, cuánto transmiten tus palabras. Mucha grandeza que da el amor por el ser querido. Que sientas mucho a Dios en todos estos momentos. Un beso, Marisa.

    • nuriacmallart dijo:

      Gràcies per les teves paraules bonica, m’animen… vaig escriure aquest text des de Mèxic, el dissabte que el meu pare estava a la UCI, suposo que em vaig aferrar a l’esperança i en certa manera volia parlar amb ell. Seguiré escrivint perquè a ell també li agradava escriure. Una abraçada gran!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s