R de rompe y rasga

 

Decía Einstein que “una mente que ha sido estirada por nuevas ideas, nunca podrá recobrar su forma original”. Una de las causas más comunes de la ansiedad es precisamente la resistencia. La lucha contra uno mismo es un reflejo de la pérdida de confianza y sobre todo de la vana voluntad de creer saber más que la vida y su proceso natural. Cuando tratamos de imponer nuestra voluntad por encima de lo que la vida nos está ofreciendo entonces nos estamos resistiendo y no vemos el regalo que la vida pone ante nosotros, otra oportunidad.

Según Osho “la vida no escucha, sigue su propio curso, si luchamos somos unos miserables, si vamos con ella hay una gran bendición”. El miedo a cambiar a veces es tan grande, que paraliza nuestro pensamiento y nos justificamos con ello.

¿Has develado la cortina que te impide ver más allá de lo que tienes enfrente? El problema radica en que estamos viviendo entre el pasado (que sólo está en nuestra mente) y el futuro que  es una proyección de ilusiones, ideas (a menudo erróneas) y temores. Estamos viviendo así una vida que ni siquiera hemos contemplado y ni mucho menos experimentado. No es fácil, al contrario, pero es lo único de lo que disponemos hoy, el aquí y el ahora. Vivir en este instante nos aporta una infinidad de posibilidades, de emociones, de sensaciones, sentimientos, oportunidades que podemos cambiar y transformar a favor de una vida mejor, la que deseamos.

Nos acostumbrados a resistir desde pequeños, si te caes y te duele “aguanta hijo, aguanta, no llores…”, si atraviesas un mal momento “resiste que esto pasará”, si estás estudiando algo que no te convence “sigue ahí, no puedes quedarte sin estudios, si cambias acabarás dejándolo y eso no es bueno”, en el ámbito laboral “no te arriesgues, no dejes el trabajo aguanta que está todo muy mal” o “no emprendas, quédate en tu empleo que es más estable, pon los pies en la tierra” aunque seas un infeliz el resto de tu vida, añadiría yo.

Afortunadamente la vida nos enseña, aunque sea por los embates de vientos huracanados, que el cambio es lo único constante y lo que mueve nuestro día a día. Ahora mismo no eres el de hace unos segundos atrás ni serás la misma persona en cortos instantes. Como decía Heráclito  “no te bañarás dos veces en el mismo río porque todo cambia en el río y en el que se baña”. Tratar de nadar a contracorriente cuando la vida nos está empujando hacia otro lugar es un esfuerzo inútil y sobre todo desgastante.

La naturaleza, nuestra madre y maestra, nos habla. ¿Te paraste alguna vez a escucharla o simplemente a contemplarla? seguro que necesitas escaparte a algún bello lugar de vez en cuando para respirar sanamente o, al menos, encontrar un remanso de paz. Si es así, entonces sí entenderás que la naturaleza no se creó al azar, su gran propósito es que reflejes tu vida en ella, ¿te gusta lo que ves o te resistes a ver tu propia belleza? ¿entiendes que, a pesar del duro invierno o los grandes desastres ecológicos la primavera siempre llega y la vida, a través de la naturaleza, sigue creciendo y floreciendo adaptándose siempre a los cambios que experimenta en silencio? Sé uno con ella, aprende a caminar sin miedo y a abrazar los cambios porque son lo único que, junto a la inevitable muerte, te alcanzará más tarde o más temprano. Si tienes una o más ideas y/ o proyectos que deseas realizar enfócate en ello, rompe tus muros porque son imaginarios. Quizá te repitas como un mantra que no dispones de suficiente dinero para iniciarlos e inventarás mil excusas para no rasgar esa página de palabras limitantes en tu vida. Te diré algo, más que un montón de billetes juntos es la riqueza humana que, seguro, irás encontrando en el camino la que te apoyará para materializar esos proyectos en el tiempo y la forma que no esperabas. Confía en el proceso, confía en TI. Si te das permiso para que se desborde lo que grita tu corazón la mente escuchará y crearás lo que deseas. Sé original contigo, te lo mereces y lo más importante, viniste a ser feliz y a sacar todos los tesoros que traes contigo y que en algún momento de la vida se te pedirá que compartas con el resto de los mortales, eres único. No luches contra el mundo, conquístalo.

 

©Nuria Caparrós Mallart

Registrado en Safe Creative

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s