SUSURROS DEL ALMA

SIEMPRE LORCA

Lorca, amo este nombre. Lo amo desde que mis neuronas empezaron hace más de 20 años a aprender a escribir casi como escriben los grandes autores de grandes obras y grandes corazones.
Lorca, me enamoré de ti desde el mismo instante en que te leí. Después mi deseo fue más allá y conseguí verte en una fotografía en blanco y negro. A partir de entonces mi vida cambió un poco para siempre, supe que deseaba seguirte, hablarte, conocerte y llevarte en mi mochila de la escuela, hasta en mi bolso de jovencita en la edad del pavo y mucho después y ahora clavado en mi alma poeta y muy pero muy gitana.

Hace dos días Lorca volvió a ser noticia en mi vida, esta vez, lejos de pensar que se trataba de ti, descubrí que es una pequeña población en Murcia que probablemente nunca hubiera llegado a conocer y, que de haberlo hecho, me hubiera gustado que fuera en amables circunstancias.
No sé que tiene tu nombre, pero volviste a agitarme de nuevo, más intensamente que de costumbre, al ritmo de la sacudida de todo un pueblo.
Seguro que tú hubieras escrito hasta el amanecer un hermoso poema para todos ellos. Tus ojos se hubieran hecho sangre y tu pluma hubiera abrazado cada hoja con el deseo de convertirse en una carta de apoyo y de fuerza para nuestros hermanos desamparados.

Japón, igual que a mi, te quedaría lejos, pero aún así hubieras volado hasta allí a través del lápiz y el papel. Lorca nos queda más cerca y esos terremotos hubieran tenido que servir para que la tierra nos acercara a ellos un poco más, en verdad debiéramos tocarnos todos. Sin embargo han destrozado a todo un pueblo y han sembrado de miedo e incertidumbre a nuestros corazones.

Hace unos días mi inspiración se detuvo, sintió el frío de mi alma congelada y solo pude expresar lo que sentía a través del dolor. No era mi dolor, era el de todas aquellas personas de Lorca que de la noche a la mañana lo habían perdido todo y mucho más. Por primera vez en mi vida pronuncié tu nombre y me supo amargo, por primera vez traté de leerte y no pude, no te entendí.

La vida sigue, nada se detiene y esta noche, como cada noche, dormiré tranquila, arropada y seguro tendré el placer de tu compañía. Releeré algunos de tus versos antes de que esta obra llamada día se acabe. Antes de que mis ojos cierren su telón pensaré en Lorca, desearé que pronto, muy muy pronto este pueblo se llene de esperanza y como no, de poesía.

 

© Nuria Caparrós Mallart

Registrado en Safe Creative

Anuncios

3 thoughts on “SIEMPRE LORCA”

  1. No tengo palabras, sólo lágrimas que intentan escapar de mis ojos para deslizarse por mis mejillas.
    Me encantó como introduces a Lorca (el poeta) y como nos presentas a Lorca (el pueblo murciano).
    Nuri, tus manos son mágicas y tus palabras son suaves caricias para el alma. Me encanta leerte!!! =D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s